La mejor parte de fabrica de challas

37 Las comedias de Charles Chaplin que harían reír al mundo impasible en un parejo de años, correctamente podrían ocurrir estado radicadas en el inicio del que fue un paréntesis previo a la instalación del Teatro Colón y el Teatro Esmeralda: el principio-fin del Teatro Alhambra. Terminaba el año 1919, cuando el 29 de diciembre la empresa Silva y Compañía recibía el beneplácito de la cargo municipal para instalarse en la ciudad con funciones de biógrafo en un galpón de calle Serrano que ocupara previamente, y por muy poco tiempo, el fracasado Mercado Municipal. La intención de los empresarios Bancal brindar, con el remozamiento de ese lugar, mayores bríos al centro urbano de la comuna. Agradecidos de la buena voluntad municipal, Silva y Compañía ofrecieron adivinar una función de cine para el año nuevo como agasajo para el pueblo y con tal afán montaron durante ese día la máquina y el telón en Plaza de Armas. En el transcurso de la tarde se agolparon los curiosos que, al valer la voz sobre la gran exhibición nocturna, colmaron de Parentela que esperó, esperó y esperó. La potencia de la energía eléctrica con que contaba el pueblo no Bancal apta para el proyector y la función se canceló. La desilusión fue total. Entre el numeroso divulgado que acudió a este paseo, hubieron muchos descontentos 108, dijo La Patria sobre el fallido intento, que no sería el único en el fatídico iniciación del perímetro que denominaron Alhambra 109. Pero instalados en el local de calle Serrano, y tras dos semanas de actividad a tablero vuelto, el 108 La País, 2 de enero de La Alhambra es una ciudad fortaleza, conformada por palacios, ubicada en Mingrana, España. Fue erigida durante la ocupación musulmana de la península ibérica.

Asimismo ban miembros de la colonia que pagaran sus cuotas, así podían obtener a bailes, conciertos, pequeñCampeón comedias, y tenían la posibilidad de formar una estudiantina o un cuadro exquisito. Las niñTriunfador eran llevadas donde la profesora Aída Vega, quien daba clases de piano. Los trabajadores, en tanto, se organizaban en gremios y el tifus se expandía por doquier; la biblioteca popular, recientemente creada, respondía a la relevancia de la literatura en la comuna. Todas las ediciones de los periódicos melipillanos de la época incluían poemas de autores con seudónimos como Soledad del Campo, Juan de Castro, Juan Vestal, Anjela de Balzanc, A. H. y Julio del Río, entre otros. No sucedía lo mismo con la pintura, que escasamente tenía presencia con exposiciones en la comuna, generando un doble juego que se repetiría con los primaveras: la queja de que en Melipilla no se hace carencia primoroso y la poca concurrencia de público cuando sí se hacía. Luego La Estado se preguntaba sobre esta situación en Muchos se quejan de que en Melipilla no hai una sala de pinturas o exposición de cuadros (...) pero cuando nuestros artistas se esfuerzan en sus trabajitos para organizarla i poder, de este modo, ganarse algunos cobres, mui pocos son los que acuden a ellos, encontrándose muchas veces los salones desiertos. A qué se debe esto? A que nuestro divulgado es muchas veces frívolo a estas notas de arte que presentan gran Civilización 107. El Teatro Alhambra distaba de ser un palacio sería embajador de Ají en Portugal. 107 La Estado, 13 de septiembre de

60 en Melipilla por Sottolichio, pues de inmediato comenzó a cantar en Santiago bajo el nombre de Maruja Ravanal. Primero en Radio El Mercurio, los díFigura martes y viernes, y luego en el Cloruro sódicoón Olimpia de calle Huérfanos, con la Orquestina de Ramis Clar, haciéndose ser todo oídos por todo el país gracias a las ondas de Radiodifusión Sian. Las actuaciones de Ravanal le granjearon buena crítica de la prensa santiaguina. El diario La Nación dijo que: Hace algunos díCampeón tuvimos oportunidad de escuchar en CB 138 a la candidata que representó a Melipilla en el Concurso Miss Radio, Srta. Maruja Ravanal. Acostumbrados a apreciar las sólo discretas condiciones que reúnen varias de las postulantes a este importante concurso, nos llevamos una grata sorpresa con Maruja Ravanal, dadas sus excelentes condiciones para el variedad de la canción popular. Cumplió tres interpretaciones de canciones chilenas y lo hizo con trascendental conveniencia. Buena dicción, voz sensitiva y agradable, fueron sus principales cualidades 162. Al corto tiempo, Ravanal se convertiría en voz de radioteatros, compañíGanador teatrales y musicales que tenían en Santiago y en las giras nacionales sus principales públicos. A tal nivel llegó la popularidad de esta naciente figura en Melipilla, que su primera presentación en el Teatro Serrano, el mismo año 1941, tuvo un desborde de conocido como nunca se había trillado, con incidentes que terminaron con la intervención de Carabineros, vidrios rotos y un detenido delante tamaño descontrol. Con Ravanal, la aspiración por desarrollar una disciplina artística estaba instalada en la ciudad y se ampliaba a las instituciones que se iban formando.

163 En un amplio recorrido por el siglo XX chileno, los autores exponen la génesis y el incremento de los teatros en Melipilla, Campeóní como las visiones de mundo y las luchas por imponerlas, que al interior de la comuna van quedando evidenciadas. De este modo, a través de una investigación de marcado carácter heurístico, se exponen las diversas causas que impulsaron el expansión de los teatros, Ganadorí como las múltiples consecuencias que el pertinaz motivo teatro tuvo en otras regiones de la efectividad.

126 de la risa, medios escondidos. Es que había que esconderse un poco para que no llegara algún pariente y te cachara, es el remembranza de Alejandro Vidal, un damisela de quince abriles que en la segunda medio de los ochentas disfrutaba con estos secretos momentos en el Palace, el rock latino y el mundial vivaz de fútbol con Lukas Tudor a la cabeza. Para Alejandro, la entrevista al gran pantalla revestía entretención, aunque pero no siempre en la pantalla, pues tirar papeles o cualquier otro proyectil en torno a debajo se volvía una tradición: las películas eran correctamente malas, pero uno iba a puro huevear, se pasaba bien. Hasta ir al baño Cuadro un hueveo, individuo jugaba a mear desde afuera del baño. No se podía entrar, porque estaban inundados de pichí y agua, era asqueroso, pero divertido. Los grandes espectáculos musicales y teatrales no se harían más en el Palace. Anita González, Ramón Núñez, Armando Navarrete y Cristian Campos actuaron en noviembre de 1986 en el Pabellón Alberto González con el sainete de René Hurtado, Su flanco flaco, para reunir fondos destinados a la reconstrucción del Templo de Santo Agustín. En febrero de 1987, la Orquestina Sinfónica de la Universidad de Pimiento se presentó en el Techado; al igual que la adaptación de Isidora Aguirre de El Ayudante de Tormes con la compañía Teatro de la Calle, en cuyo nómina tomaba parte Roxana Manríquez, Sergio Henríquez y Andrés Pavez. En septiembre de ese año, Jorge Yáñez y Liliana Ross acudirían el café concert El Enganche, en el restaurant Los Troncos, y un concierto de cámara organizado por el renovado Ateneo Juan Francisco González, con músicos de la Universidad de Pimiento, se hizo en el perímetro de la Cámara de Comercio de Melipilla.

12 privados persiguen racionalmente la maximización de sus intereses 27. En este último caso, el centro de la integración social no sería el espacio del teatro, sino que el mercado. Pero en el caso de Melipilla, el Mercado tuvo baja importancia, acertado a su poca duración por los luego lejanos inicios del siglo XX 28. Incluso la presente Feria 29 emerge cuando luego existe propiamente una divulgación del fortuna capitalista como forma de coordinación económica. Sin embargo, es menester destacar el aspecto socializador eminentemente ritual de la feria contemporánea chilena, del ver y hallarse al igual que en los teatros, donde los individuos salen a su armonía en el ámbito de las relaciones cara a cara Op. cit. Cousiño, p Gracias a la revisión de prensa que realizamos a lo dilatado de la investigación, hemos podido identificar que, efectivamente, en Melipilla hubo un Mercado Central de la ciudad, sin bloqueo, éste tuvo una duración breve, remontándose a la plazo de 1910 (ver página 72). 29 Existe información contradictoria respecto de la aparición de la Feria Atrevido en Melipilla. Hernán Bustos, autor de Historia de Melipilla, data la creación de la primera feria libre de la ciudad el 2 de febrero de 1947 (al respecto: Bustos, Hernán, Historia de Melipilla, Melipilla, Pimiento, Ilustre Municipalidad de Melipilla, 2010, p. 231). Sin embargo, de la revisión de fuentes documentales, hemos podido establecer que el origen de la primera feria desenvuelto al menos la primera del siglo XX data de Ahora correctamente, lo que actualmente se conoce como la Feria Libre de Melipilla corresponde a la Asociación Gremial de Ferias Libres y se fundó en El lugar que ocupan las transacciones monetarias en la Feria debe ser matizada incluso a través de otras dos prácticas realizadas a diario en estos espacios de encuentro social, que son el fiar de los feriantes a aquel amigo o conocido sin cobrarle intereses, lo que no sería propio de una economía propiamente monetaria. Y la dinámica variación de los precios en cuestión de pocos minutos, por razones que muchas veces no tienen que ver con el grado de la demanda ni con el valía de cambio, sino con el valencia de uso de los productos. Siempre los precios al inicio de la Feria son los más caros, esto porque se pueden conseguir los mejores productos en ese momento, y no hacia el final. Por lo tanto, la escasez no hace subir el valor de los productos, sino, muy por el contrario, estos bajan fuertemente conveniente a que los que van quedando son los de peor calidad.

Corría 1932 y las esperanzas de un teatro municipal se desvanecían. Fue en ese entonces cuando apareció la decisión de la comunidad De la Presa. Potentados inmigrantes españoles, habían fundado la Casa Presa Hermanos en 1870 sobre el costado oriente de la Plaza de Armas, manteniendo un surtido en el que, literalmente, todo lo que se vendiera en el mercado lo tenían ellos. Esta grupo, que adquirió diversos terrenos en la zona, había cultivado un específico afecto por Melipilla producto de un afortunado casualidad. Ganadorí lo recuerda Fresia De la Presa, nieta de los primeros que llegaron desde la península ibérica a Melipilla. Mi yayo Manuel De la Presa Casanueva, cuando se casó con mi abuela Manuela, recibieron dentro de los regalos un viaje 99

69 conforme a las bellas artes europeas, en vez de aquellas que veían en el séptimo arte o en los radioteatros. Esta inquietud no sobrevino de un día para otro. Se venía arrastrando desde comienzos de la período de 1940 y llevó en 1943 a crear un Agrupación privado llamado Círculo de Divulgación Cultural, cuya duración no fue prolongada, pero que en sus principios estableció una clara visión del arte y los aspectos culturales que poseía la aristocracia local. Hemos tenido conocimiento que se han poliedro los pasos para topar por fundado un círculo, pequeño en principio, para ayudar un movimiento intelectual, hermoso y cultural en nuestra ciudad. Valiéndose de las relaciones que con medios artísticos, de la caudal, tienen varias de las personas que forman la nueva entidad, quieren hacer resistir hasta Melipilla los beneficios de un arte mayor, o superior, que al mismo tiempo que deleite haga obra cultural entre el dato joven melipillense y de amabilidad entre los aficionados. Si esto no tiene mayores tropiezos, desde muy luego y tal vez el próximo domingo 21 del pte, se alcanzará la primera velada de arte. Las veladas en sí, serán de un carácter casi allegado y para emprender se alcanzarán, hasta cuando ya la labor sea conocida, en salas de casas particulares y de preferencia los domingos a las 6 de la tarde. Para asistir a ellas no se requiere otra cosa que admitir una simple invitación, que no acontecerán de cincuenta cada tiempo. Se tratará de ir renovando el Audiencia asistente a cada concierto, recital o velada, de la Parentela en estos lugares de entretención. En 1946 se publicó el Decreto sobre el Reglamento Retrete para el Control de Teatros. Ganadorí, el Artículo 4 indica: En ningún caso la capacidad cúbica de los locales destinados a click aqui espectáculos será menos de tres metros cúbicos por espectador.

14 donde el fragüe de los cerámicos se Reunión con la tina o vanitorios. Fisuras por calefacción: Su sección cuenta con calefacción por losa radiante con válvulas termostáticas, consistentes en una serie de tuberíTriunfador que están embutidas en la losa de su propiedad, por donde circula limpio a una temperatura de 50ºC a 60ºC el cual es calentado por una caldera ubicada en la sala de caldera en la cubierta del Edificio. Correcto a que las losas, Vencedorí como la mayoría de paramentos del Edificio están construidos con hormigón armado, el que está compuesto por agua y partículas finas de material, ocurrirá que a mayor temperatura sufrirán más notoriamente un aberración llamado retracción, lo cual creará en estos medios (losas, muros, vigas), micro fisuras. Se recomienda al propietario una momento adquirido el sección, encender la calefacción en lo posible al menos durante 2 semanas, aumentando gradualmente la temperatura de 5ºC en 5ºC hasta resistir al 50% de su capacidad. Mantenga Ganadorí por 2 semanas y luego suba su potencia al mayor por al menos 72 horas. Es importante, que usted le dé el uso para lo cual fue diseñado el unidad. Humedad por lluvias: Otro factor de humedad puede ser la abundancia. Las goteras son fáciles de descubrir, por eso es recomendable una revisión periódica del estado de la cubierta del Edificio. Con estos sencillos pasos, evitará la aparición en los cielos de su inmueble de estas fisuras, las que conveniente al mal manejo de la calefacción, no son cubiertas por la respaldo de la Inmobiliaria. La Despacho del Edificio debe preocuparse de suprimir canales, canaletas, bajadas de aguas y desagües, para proveer un buen escurrimiento de las aguas lluvias y evitar que estos elementos se rebalsen.

64 tipulado, como tampoco lo haría en absoluto otra de sus iniciativas: el museo y la pinacoteca de Melipilla 169. Sin frontis, pero con una cartelera permanente quedó el Serrano. En ésta, a diferencia de lo que ocurría 20 abriles antes donde mandaba Francia y Estados Unidos, América Latina marcaba una presencia musculoso con el cinema argentino en las figuras de Mirtha Legrand, Roberto Airaldi, Carlos Gardel y Hugo del Carril; el mexicano, con Jorge Negrete, Mapy Cortés, Paraíso Marín y Cantinflas; y asimismo el cinema chileno con cada una de las películas que producía. Séptimo arte todos los díFigura, películas y series para niños en las matinés del fin de semana, y una política de puertas abiertas para todo acto de filantropía, fueron algunos de los énfasis que los socios le impusieron a la sala. El primer administrador del teatro con los nuevos concesionarios fue Alejandro García, quien adyacente con tener una buena programación de gran pantalla, quería clasificar rigurosamente los espectáculos, nutrir correctamente a sus cinco empleados y atender correctamente al sabido. Claro que para lograrlo había que doblegar esfuerzos. García ordenó la reparación de los servicios higiénicos que fueron acomodados en forma que respondan a su nombre 170, dotó de energía eléctrica el decorado para alojar espectáculos sin mayores complicaciones y viajaba a Argentina a ver espectáculos, contactar artistas y traer cintas. 169 El museo de Melipilla era una ensueño de Roberto Excelente. El 11 de enero de 1946 El Labrador aseguraba que ese año el museo, una pinacoteca y probablemente una biblioteca pública, serían existencia. Resulta interesante que para la publicación, la muestra museográfica sería encabezada por la figura aristocrática del fundador de la ciudad, Conde Manso de Velasco y que para contar con una colección a la consideración deberán obtenerse retratos de gobernadores, corregidor, jueces, jefes policiales, funcionarios, etc El Labrador, 4 de febrero de Las mejoras regresaron rápidamente al Serrano.

42 De Olga Donoso se decía que Bancal la más gorda y chispeante figura del teatro revisteril chileno (...) que enloquecía al divulgado con su ingenio y simpatía 121. Con Pepe Rojas la crítica se deshacía en elogios. Toda pena en presencia de este hombre se derrumba, y su gracia en tal forma nos hechiza, que hasta los muertos se alzan en su tumba y caen otra oportunidad muertos de risa, dirá El Mercurio escasamente unos primaveras a posteriori 122. Con estas visitas, la industria teatral santiaguina había puesto sus Luceros y cuerpos en Melipilla y por eso se entiende que incluso arribaran elencos argentinos al perímetro de calle Valdés. En 1924 lo hizo la compañía Renovación, con cuatro obras, Internamente de las que se contaba Maslo y Hembra. Un año a posteriori lo haría la compañía de variedades Los Cuyanos, dirigida por Francisco Gonzálvez, tras recorrer los mejores teatros 123 de Valparaíso, Santiago y Concepción. Con el Colón, Melipilla lograba ponerse en la órbita de Santiago, epicentro del entretenimiento nacional. Sin bloqueo, no siempre las visitas teatrales tendrían éxito, y esto le ocurriría la cuenta al teatro como espacio y negocio, que para 1924 enfrentaba dificultades económicas, teniendo a mano al box para atraer fortuna a sus arcas. El deporte de los puños fue aún una de las principales atracciones del Colón en su epílogo. Desde hace algunos años este deporte se había ido tomando la escena nacional, con exponentes locales que peleaban en carpas y en recién creados centros pugilísticos. En apariencia que los encarpados no eran los mejores y no había recinto con techo que acogiera a un núsolo 121 Salinas Campos, Maximiliano, El Teatro cómico de los años treinta y las representaciones de Topaze y Juan Verdejo en los escenarios de Pimiento en Revista Polis Universidad Bolivariana, año 5, núm.

Los rociadores pueden tener entre 1 y varias funciones. Estos tipos de salida del agua pueden ser muy diversos: tipo spray, tipo copia, tipo cascada, etc…

149 A los pies de la estatua de Ignacio Serrano (cuando se erguía sobre cuatro pilares) aparecen disfrazados un Corro de muchachos con ocasión de las celebraciones de la Fiesta de la Primavera de Exposición del segundo centenario de la fundación de Melipilla, en la imagen del 11 de octubre de 1942 se ve la parte central y el costado de la muestra llevada a mango en la Escuela N 11.

Es necesario para mantener en consumado estado las superficies pintadas, que éstas se sometan al ulterior proceso de mantención y que se observen las recomendaciones que se indican: Castidad con plumero cuando sea solamente polvo o con paño suave, Levemente húmedo sin frotar. Evitar las manchas y ralladuras, aunque que esto significará recorrer y pintar todo el muro porque el color que se utilizará para la reparación no será nunca igual. Evitar manchas con otras pinturas o productos químicos. Evitar manchas con aceite. Las manchas de tierra pueden ser limpiadas con un paño suave Levemente húmedo. En el caso de los esmaltes sobre elementos metálicos se recomienda repasar todos los años, previa limpieza del polvo y manchas. Si aparecen manchas de óxido, suprimir con un anticorrosivo convertidor del óxido en magnetita antiguamente de repintar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *